Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/12/d310980400/htdocs/esther/wp-content/themes/Divi 2.7.1/functions.php on line 5760

Este mes de Febrero hemos estado compartiendo un fin de semana en plena naturaleza en Las Cortas de Blas. Nos hemos juntado un grupo de padres, educadores, integradores sociales y psicólogos para reflexionar y aprender sobre Focusing.

cuerpoEl Focusing es un proceso de autoconciencia y curación emocional corporalmente orientado que fue desarrollado por Eugene Gendlin en los años 60. A través del  Focusing puedes brindar atención a tu cuerpo de forma amable y respetuosa, y desde ahí, manejar aquello que te acontece de otra manera. Tu cuerpo sabe mucho de ti y de lo que te pasa.

Ello supone aprender a escuchar, pero no escuchar de cualquier manera, sino desde el “Yo en Presencia” ¿y esto qué quiere decir? Que nuestra actitud ha de ser amable y respetuosa ante cualquier tipo de sensación que aparezca, porque todo lo que acontece dentro de nosotros está bien. El Yo en Presencia es un espacio de aceptación incondicional donde todo puede ocurrir.

Esta actitud aparentemente tan simple, en la practica suele resultarnos muy compleja. Tenemos la tendencia a aceptar esas partes de nosotros que calificamos como positivas o agradables, es decir, no tenemos problemas a la hora de aceptarnos como simpáticos, trabajadores o respetuosos, pero ¿qué pasa cuando somos quejicas, vagos o enfadones? ¿aceptamos también esas partes o queremos que se vayan y desaparezcan? ¿Por qué no las validamos?

Validar significa mostrar un interés genuino y real por como nos sentimos o se siente otra persona, es la expresión de la empatía. Cuando validamos como nos sentimos o se siente otra persona, acreditamos y confirmamos ese sentir tal y como es (¡sin cambios!). Como decían los psicólogos Pilar Arranz y Miguel Costa del Instituto de Psicología Aplicada y Counselling Antae, en todos nosotros hay pequeñas huellas imborrables, únicas, irrepetibles y exclusivas, como si fueran pequeños patrimonios de la humanidad. Esas huellas forman nuestra biografía y nuestro cuerpo las guarda como oro en paño.

El aprender a escuchar y aceptar esas huellas es algo que podemos hacer tanto niños, como adultos. Por lo tanto, todos podemos beneficiarnos de ese Yo en Presencia donde todo lo que hay en mí puede ser como es.

Si te interesa seguir aprendiendo sobre ello, puedes unirte a nosotros en nuestro próximo curso sobre Introducción al Focusing, de la mano de Lucía Ema, que organizaremos en el mes de Junio.

Aprovecho también para agradecerle a Pady el hacernos sentir como en casa una vez más y a todos los que participaron, su interés y su cercanía. ¡Ha sido un placer!