Este es el título que lleva el libro de la escritora sevillana Raquel Díaz Reguera, un libro que ya va por la tercera edición y sinceramente, no me extraña porque no tiene desperdicio.

Cuando oí hablar de él a través del Blog Cuento a la Vista, no pude resistirme a ese título tan curioso y tan llamativo a la vez, no sabía bien si me daba risa al oírlo o estaba frente a una sátira, pero la verdad es que no me decepcionó. Las ilustraciones son preciosas y el lenguaje es sencillo y directo, capaz de despertar ternura y pasión a la vez.

princesa-rosaNo sé si este era el objetivo de la autora, pero desde mi experiencia en consulta puedo decir que dicho libro “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?” me ha ayudado a abordar temas tan delicados como los roles de género, los prototipos sociales, las diferencias que existen entre lo que nosotros queremos y lo que los demás esperan de nosotros, cómo decir lo que uno necesita sin herir al otro y sin olvidar nuestras preferencias (asertividad), el valor de ir contra corriente o de replantearse y dudar de aquello que está establecido y que muchas veces asumimos no porque sea acorde con nuestros valores, sino porque es lo que se “debe” de hacer o decir.

Pero sobre todo, el mensaje que más me ha gustado del libro es el del valor de vivir la infancia tal y como es, jugando, corriendo, curioseando…siendo niños. Mensaje que gracias al libro he podido trabajar con padres muy preocupados por las normas y el “saber estar”, y con niños que no habían podido hasta el momento ser “niños”, por diversas circunstancias.

Como veis y podréis comprobar este libro es una magnifica inversión porque además te permite pasar un rato muy agradable leyéndolo. ¡Espero que os guste!